Jayah

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jayah

Mensaje por Jayah el Jue 14 Ago - 20:54



Mortal ❧ Empleos variados ❧ Proletariado
Jayah, 23 años, Rumanía

Personalidad

Jayah ha sido siempre una mujer demasiado escurridiza y camaleónica, pero en sus acciones nunca ha habido maldad alguna, pese a que la tribu que la acogió la tachaba de "maldita".
Es una mujer paciente, inteligente y silenciosa, y hay que remarcar lo de silenciosa porque Jayah es muda. Nadie sabe si eso es de nacimiento o que simplemente nunca ha querido pronunciar palabra, puesto que no es sorda ni muestra signos de ninguna otra discapacidad.
Pese al pequeño inconveniente de no pronunciar palabra, Jayah entiende varios idiomas, sabe leer y escribir, algo no muy propio de los gitanos, porque ella, fue criada por gitanos, pero su afición a seguir aprendiendo, trascendió más allá de las normas de una tribu romaní, donde era poco común enseñar a leer y escribir en otro idioma que no sea el suyo propio, y menos a mujeres, pero la joven pelirroja se las arregló para seguir aprendiendo.
Jayah es algo temperamental, su humor puede ser cambiante de un día para otro, pero nunca actúa con malicia, cuando tiene uno de esos "días nublados" como piensa ella, prefiere simplemente pasar tiempo a solas, normalmente en el bosque, donde se siente más cómoda. Pero por lo general, siempre ha sido alegre, servicial y enamoradiza de la vida misma.
Le encantan los dulces y los animales, no habitúa a comer carne, por lo que su comida favorita siempre han sido los pasteles, aunque nunca se ha podido permitir hacerlos o si quiera comprarlos, las pocas veces que los ha comido ha sido o por ahorrar, robar o haber sido invitada a uno.
Sí, ella roba cuando se ve necesitada, porque sus trabajos no suelen durar mucho, ya que poca gente contrata a muchachas gitanas, y pese a que ella se ve como una mujer blanca normal, su forma de vestir y actuar es completamente la de una gitana, la única educación social que ha recibido.
En el fondo de su corazón, entre sus más ocultas fantasías, desea poder hablar, emitir sonidos, reír a carcajadas de manera sonante y ruidosa, y si de ella dependiese, haría cualquier cosa para lograr conseguirlo.
Historia

Jayah no se sabe ciertamente de quién es hija, nadie sabe quienes son sus padres ni dónde están, ella simplemente fue abandonada en medio de un viejo camino cerca de un pueblo gitano, en Rumanía. El pueblo acogió a la niña y la crió como una más. La llamaron Jayah (variante romaní de Eva, la mujer que da la vida).
Pronto a la edad  en la que los niños empiezan ya a parlotear sin parar, se percataron de que Jayah no pronunciaba palabra alguna, ni siquiera lo intentaba, sus sonidos casi sordos e incomprensibles no eran tomados por palabras, sino por simples balbuceos, así que pese a que la niña oía perfectamente, nunca fue capaz de hablar. Jayah nació muda, o eso creía la gran mayoría, aunque muchas veces se oía por decir entre los más allegados al curandero, que ella estaba bajo el influjo de una poderosa maldición y que no había manera de poder acabar con ese hechizo.
A pesar de ello, creció, aprendió y vivió en su tribu gitana con alegría y felicidad; aunque muchas veces a escondidas, cuando pedían limosnas los niños en la ciudad, ella se escapaba y de algún modo logró aprender y a escribir en rumano, latín y francés, un idioma que le encantaba, pese a no poder hablarlo.
Con 19 años, una serie de catastróficas desdichas en la tribu, provocó la expulsión de Jayah como gitana. Una mujer y sus hijos amanecieron muertos en el campamento, quemados hasta el punto de ser irreconocibles, pese a que ningún incendio asoló el lugar. Jayah, quien siempre había sido tachada de extraña y maldita por el diablo, no sólo por cómo actuaba, por no hablar o por comportarse diferente, sino por verse demasiado diferente. Su piel blanquecina, todo el mundo la tachó de bruja, hija del mismísimo demonio cuyo fuego infernal se observaba en sus rojizos cabellos, y sobre ella cayó la culpa de aquellos asesinatos que ni si quiera sabía cómo habían ocurrido.
Jayah vagó de aquí para allá desde entonces, realizando pequeños trabajos, metiéndose de polizonte en barcos y carruajes. Durante años no había lugar alguno en el que ella pudiese sentirse como en casa, hasta que llegó a París con 23 años, donde pese a no encontrar trabajo, comenzó a vivir a gusto en sus calles, repletas de tanta luz y sabiduría que la encandilaban y encantaban. Tomó como su hogar los bosques cercanos a la ciudad, las calles o las casas abandonadas, toda París parecía ser sólo de ella.
Lleva con ella casi siempre una bolsa vieja de lino, una especie de maleta donde guarda lo poco que le pertenece, pequeños tesoros que ha juntado de sus travesías y aventuras, como un trozo de espejo, un lazo de satén rojo, unas pocas monedas, alguna muda de ropa y el único libro que ha logrado conseguir para sí misma, y al que ella llama su libro favorito, el Tristán e Isolda de un anónimo enamorado del mundo artúrico tanto como ella.


Última edición por Jayah el Miér 25 Feb - 0:07, editado 1 vez

Personaje no jugador
Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 14/08/2014
Datos importantes : Ficha | Relaciones | Cronología
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jayah

Mensaje por Josephine Boucher el Jue 14 Ago - 21:32

Ficha Aceptada
¡BIENVENIDA!

Difícil vida te ha tocado, pero la esperanza es lo último que se pierde. Aquí te puedes encontrar de todo... algún demonio estará más que feliz de devolverte el habla a cambio de tu alma.
¡Puedes proseguir con los registros!


Personaje no jugador
Mensajes : 541
Fecha de inscripción : 03/10/2012
Datos importantes : [FICHA]
[RELACIONES] [DIARIO]
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.