Nicholas Archer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nicholas Archer

Mensaje  Nicholas Archer el 17.08.14 17:33



Vampiro ❧ Antiguo ❧ Empresario, dueño de una propiedad Hotelera y varios comercios de la zona ❧ Clase Alta
Nicholas Archer, 1377 años, Bayona (Francia)

Personalidad

Si existe un Dios de magnitud analógica que sobrepase lo trascendental y destaque entre el resto de inmortales como lo hace él; cosa que no le produce sacrificio alguno, porque si naces con la cabeza de un enciclopedista mueres ilustrado; es imposible que exista caballero igual. No hay dos idénticos, y de haberlos, hasta la mente más pequeña del tamaño de un Ácaro sacaría sus propias conclusiones. Éstos, no son más que inútiles aproximaciones a su figura, imitadores de pacotilla incapaces de alcanzar la grandeza de Sir Nicholas Archer.

Más conocido como Lanzarote, fue miembro de la Mesa Redonda y de la élite Bretona en sus gestas junto al rey Arturo. De él se recuerdan sus hazañas y también sus eternos desamores. Hasta ahí, la historia es bien conocida. Sin embargo, a día de hoy, se consideraría un acto nefasto volver a nombrarle como tal, y por consiguiente, esperar que actué como le correspondería bajo esas órdenes. La imagen del perfecto caballero se consume como una brizna bajo la tormentosa lluvia. Ya no queda ni un ápice del héroe que fue en vida; a lo sumo su elegancia y su característica elocuencia dignas de un Sir. ¿Quién diría que hablamos de aquel que marcó un hito en el llamado Ciclo de la Vulgata? A Nicholas Archer, le falta la nobleza de un caballero y le sobra infamia. Es la deshonra en hueso; difícil de tratar, difícil de roer; moralmente despreciable. Es portador de la peor de las máscaras, y a la contra, curiosamente, frágil como una bola de cristal que se desprende de unas cascadas manos. Esto no quita que posea ciertas cualidades de lo más efectivas, esas que no duda en arruinar y utiliza con fines meramente destructivos, como métodos persuasivos para satisfacer sus verdaderos deseos. Todo lo que toca, por H, C, P o J, se convierte en mierda.

Sir Nicholas Archer es encantador, de eso no cabe duda. Ni la escuela real británica estricta en protocolo le superaría en modales. Sirvió durante años a un rey y sabe perfectamente como hacer que el resto de la nobleza se sienta segura a su lado. Aunque no opina lo mismo de la plebe, a quienes tiende a ridiculizar para ponerles en el lugar que les corresponde. Es tranquilo, prudente y sofisticado; un excelente conversador con ingeniosa facilidad para sumergirse en largos debates. Los más entendidos, dicen que es capaz de seducir a una dama sólo con la punta de una pluma y sin apenas consumir el frasco de tinta. También disfruta realizando sencillos trucos de magia de los que a menudo se jacta, sean sobrenaturales o meros juegos de párvulos. Pero lo más satisfactorio, y aquí es donde entra en escena el depredador, lo que realmente le apasiona es ver cómo se arrodillan ante él y se manchan las pantorrillas con las sobras fétidas del orgullo vencido. No es por ser descortés, pero Calígula, fue una tierna princesita a su lado, un mero principiante de baja alcurnia ocupado en orgias de sangre y muerte superfluas. Si se cometió un crimen, fue Archer, y de no ser el causante, posiblemente se le atribuiría.

Es un adulador nato y a la vez un difamador en sus afanes por tomar todo aquello que se le antoja; un ser despiadado, voluble en cuanto a gustos u opiniones; un pirómano. Y su sonrisa no es más que el comienzo del fin, el preámbulo de lo que depara. ¿Por qué hundirte en la mediocridad si puedes aspirar a ser algo más grande? Quien se deja engañar, es víctima de una terrible fascinación, o tristemente ha permitido que el miedo le invada. ¿Y acaso no es posible que incluso la más temible de las bestias sienta nostalgia por sus propios fantasmas? Quizás..

El hijo de puta que lleva dentro a veces no recuerda quién fue. Pero en el fondo es un romántico empedernido. Archer necesita encontrar a la fuente de su vértigo, la reina Ginebra. y En cierta forma, el afán de búsqueda le une al mundo de los vivos durante breves periodos de tiempo; eso si no cae en un largo estado de pesimismo y sopor, recaídas que sufre frecuentemente. Teniendo en cuanta su enfermiza personalidad, es más de lo que podría imaginarse un vulgar mortal que le contempla con la boca abierta. Es la única ocupación a la cual se dedica. No tiene mayores inquietudes o no se le plantean. Obsesionado con Ginebra, cree en la posible reencarnación de la misma. Y no hay un sólo día que no ansíe encontrarla, principal motivo que le incita a pasearse por las calles de París cada noche; al menos, para dejar de lado la triste soledad de sus fríos e insípidos aposentos. Lástima que su dolor se intensifique con el transcurso de los siglos, cosa que le ha vuelto más huraño si cabe, reacio a mantener contacto con los de su propia raza.

Y he aquí la verdad del caballero de la carreta; no le importa nada ni nadie, salvo él mismo. Es la hoja que ni se inmuta por el soplo del viento porque pesa demasiado y el viento no es suficientemente poderoso como para hacerle frente a Sir Lancelot, a quien se le encomendó la búsqueda del Santo Grial, y que sin embargo, no se le permitió beber; quien apenas mostró signos de alarma alguna vez, y menos aún se puso nervioso; esa mano trémula que acecha a la vuelta de cada calleja y mece al iluso en la noche; si se apagaron las estrellas no ha de dudarlo el santo, fue él quien lo provocó; y por quien rezuman de locura y alzan el vuelo los cuervos; desde sus comienzos inmortales hasta los venideros, la expresión "a sangre fría" nunca tuvo más significado.

Historia

Su historia comienza en la región de Bayona, cerca de la frontera franco-española. Cuenta la leyenda, que el nacimiento del hijo de Ban Benwick y su esposa la reina Elena, marcaría el principio y el fin del reinado del rey Arturo. Corría el año 496 d.c. Bajo el nombre de Galahad, príncipe y heredero a la corona, fue considerado como el recién nacido más bello del mundo. Los festejos duraron menos de lo previsto tras ser sorprendidos por la irrupción del reino vecino. Provocaron la ruina absoluta del rey, guerra que sólidamente se inició tiempo atrás por envidias y afanes de poder.

El enemigo alcanzó las murallas del castillo de Benwick hasta reducirlo a un conjunto de cascotes abrasados. Pese a estar obligados a escapar, la reina se detuvo para ayudar a su esposo afligido en pena, que con cara atónita y envuelto en lágrimas, contemplaba como su amasada fortuna pasaba a formar parte de una hoguera.
Así, abandonando apenas unos minutos a Galahad sobre el llano, no pudieron ni imaginar quien les estaba observando con minuciosidad. Y en aquel preciso momento, cuánto más débiles y huérfanos se hallaban, la Dama del Lago secuestró al joven infante. Esa noche, Galahad, viajó hasta Gran Bretaña y tomó el nombre por el que se le conoce.

Fue instruido por la Dama Nimue, superándose a sí mismo en la ostentosa gama de materias que el ser humano había inventado. Sus niveles de conocimiento incluían ciencia, equitación, estrategia, historia, literatura, arte, geografía y música. Manejaba la espada como si su brazo fuera una prolongación más de la propia empuñadura, y cortaba el aire con ella de manera hipnotizante a la par que letal. Pronto se convirtió en caballero, ni más ni menos que a las órdenes de  Arturo Pendragon. ¿Cómo explicar la fascinación que sintió, semejante al amor que expresa un niño cuando encuentra a su hermano perdido? Éste quedó hechizado por el potencial y la humilde simpatía de Lanzarote, propias de un muchacho lugareño, en exceso modesto y de brillante ingenio, belleza arrolladora y todo un culo de mal asiento. Ocupó un puesto en la Mesa Redonda y juró lealtad al rey hasta el día de su muerte. Sus hazañas se escribirían después, sobrevivirían a lo largo de los siglos, al igual que sus errores. Enamorarse de la esposa de Arturo, fue el mayor crimen cometido en vida. Y de no ser correspondido dicho amor, el reino habría logrado salvarse. Pero Ginebra, loca de amor y lujuria, perdió la razón por el joven Lanzarote. Un hecho que sembró la cólera del rey, hecho que trajo enfrentamientos entre los integrantes de la mesa redonda condenándolos a la ruptura, hecho que empujó a Ginebra a recluirse en un convento donde falleció, hecho que desterró a Lanzarote de todo cuanto amó y por lo que luchó.

Sir Bors, su tío y fiel amigo que desapareció misteriosamente en aquellos tiempos de guerra, acudió una noche a su castillo para comunicarle la muerte de la reina. Acto seguido y tras una discusión acalorada donde los miedos salieron a la luz, pues Sir Bors temía por el destino de su querido sobrino; obtuso en cuanto a abandonar las murallas de su castillo y huir al otro lado del mundo; y además conocía bien la oscuridad que se cernía en los corazones de sus compatriotas, así como la envidia que suscitaba en sus antiguos compañeros de batalla, habiendo dado ellos un ojo de la cara con tal de yacer con la reina intocable; se lanzó contra el cuello de Lanzarote hasta dejarle al borde de la muerte, y la luz se convirtió en un mar de tinieblas. Pero alejado de matarle, se hizo una herida en el brazo y permitió al joven beber. Y así, el valiente y vivaz Lanzarote, fue condenado a vagar por los siglos de los siglos atormentado por la traición. Por entonces, Sir Bors, no supo el error que había cometido. Se lamentaba, y a día de hoy aún se lamenta; llora lo que otros no quisieron llorar por Nicholas. ¡Cómo dejarle marchar! ¿Quién sería capaz, en un acto egoísta, de perder al único familiar que le queda? Desesperado ante los intentos suicidas de Lanzarote (dejó de alimentarse, cayó en el sopor, intentó reunirse con el sol, incluso clavarse su propia espada en el pecho), Sir Bors no halló otra vía de escape salvo la de la deshonrosa mentira. Y éste, en un acto poco humano y con voz dulce y en confidencia, le contó a su sobrino una mentira piadosa. Le dijo que volvería a reunirse con Ginebra, si sabía esperar.
Habilidades

- REGENERACIÓN
- TELEPATÍA
- INTERCAMBIO DE SANGRE
- MANIPULACIÓN DE ACCIONES
- COMBUSTIÓN
avatar

Personaje no jugador
Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 02/01/2013
Datos importantes : FICHA - RELACIONES - DIARIO
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nicholas Archer

Mensaje  Josephine Boucher el 17.08.14 18:51

Ficha Aceptada
¡BIENVENIDO!

¿El pasado justifica al presente? ¡Tanto egocentrismo tendría que ser mentira!
***
¡Puedes proseguir con los registros!

avatar

Personaje no jugador
Mensajes : 452
Fecha de inscripción : 03/10/2012
Datos importantes : [FICHA]
[RELACIONES] [DIARIO]
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.