Lilith

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lilith

Mensaje por Lilith el Dom 7 Sep - 21:56



Demonio ❧ Demonio del Dominio ❧ Esposa de Empresario|Empresaria ❧ Clase Alta
Lilith


DEMONIO

NOMBRE: Lilith.
JERARQUÍA: Ojos Blancos.
PREFERENCIAS SEXUALES: Bisexual.
ANTIGÜEDAD: Fue la primera.
REPRESENTACIÓN: Soberbia.


  • NUMERO DE VECES QUE HA SIDO INVOCADO: 23 veces.
  • NÚMERO DE DESEOS CONCEDIDOS: 3740979 deseos.
  • NÚMERO DE ALMAS LLEVADAS AL INFIERNO: 3740979 almas.
  • ¿CUÁNTAS VECES HA SIDO EXORCIZADO?: 22 veces.


APARIENCIA FÍSICA DEL RECIPIENTE

CABELLO: Castaño claro, en ocasiones ondulado, en otras liso, tan largo como para reposar en sus hombros de no estar recogido, dependiendo ese factor de su humor y capricho.
OJOS: Grandes y penetrantes, ojos de un color marrón oscuro.
TIPO DE PIEL: Ligeramente bronceada sin llegar a ser excesivamente morena.
COMPLEXIÓN: Esbelta aunque aún así sus formas de mujer destaquen, es con diferencia una mujer muy alta, dado que su altura ronda el metro ochenta sin tacones. Posee el cuerpo de una mujer madura pero aún así hermosa, desde luego en absoluto musculoso como para tener la fuerza que en realidad posee, desde luego...
ALTURA: 1'81 aprox.
ROPAJES: ¿Normalmente? Chocantes y hasta "obscenos", al menos teniendo en cuenta lo habitual en esta época. Alguien con un sentido de la moda en cierta medida atrasado, si bien adelantado en cuanto a las estupideces incómodas que los hombres obligan a poner a sus mujeres, Lilith ha ordenado a sus sastres que creen vestidos y trajes diversos que, en su mayoría, nunca utilizan corsés tan apretados y en ocasiones ni siquiera corsés en general, también pudiendo quizás revelar más de lo que la gente normal acostumbra, después de todo le gusta ser el centro de atención...
Prefiere colores negros, rojos, blancos y grises antes que coloridos, y le encantan las pieles de animales, que suele usar como complementos, chales, etcétera.
CARACTERÍSTICA QUE DISTINGA LA POSESIÓN: Una pequeña cicatriz en la parte baja de su espalda, apenas visible ya, restos de la herida mortal que liberó el alma humana antes de tiempo, permitiendo la posesión y la obtención de dicha alma.

EL RECIPIENTE

NOMBRE: Amelia.
APELLIDO: Whittle.
EDAD: 38 años.
LUGAR DE ORIGEN: Inglaterra.
GENERO: Mujer.

Personalidad

¿Cómo es la soberbia personificada? ¿Un demonio de pura cepa? ¿Una criatura que sólo busca divertirse, hacer sufrir, buscar placer y mantenerse "viva" en un cuerpo robado? Bueno... no una monja santificada, eso desde luego.
Lilith es un ser malvado, vengativo, cruel y que disfruta siendo todo ello. Inteligente, astuta y con ninguna traba moral o ética, este demonio también puede llegar a ser encantador, carismático y aún más peligroso por todo ello.
Gusta de que todo lo que quiere se cumpla o se ejecute, y tiene suficientes "vasallos" tanto mortales como inmortales como para asegurarse de que lo anterior se haga realidad.
Imprevisible, su humor cambiante hace que los que están a su alrededor rara vez bajen la guardia, al menos si la conocen, ya que el aura de peligro que desprende es casi palpable incluso entre los humanos, una inquietud que genera su burlona media sonrisa y que es imposible no percibir.
Hay muchos matices que la diferencian de sus colegas demoníacos, y otras tantas cosas desconocidas acerca de ella, pero eso sólo se puede descubrir... afrontando al monstruo.

HISTORIA DE LA POSESIÓN Y LA PROPIA DEL DEMONIO

La historia de Lilith no está grabada en ningún lugar, y ya nadie sería capaz de hilar todos los sucesos que han determinado dicha "historia".
Surgida como la Primera, la mayor, la más antigua después del más antiguo de todos, Lilith era un nombre de poder, la representación misma del Dominio de los seres superiores sobre los inferiores.
Negras son sus memorias en el inicio, aburrimiento y hastío sin fin... hasta la primera vez en que alguien osó pronunciar su nombre.
¿Por qué un demonio tan poderoso y tentador ha recibido tan pocas invocaciones a lo largo de su existencia inmortal? Simple... su terrible historial. ¿Sodoma y Gomorra? Ciertamente no estallaron en una divina nube de azufre y fuego... pero también es cierto que fue Lilith quien las volvió ciudades de soberbia, lujuria, envidia, ira y deseos desenfrenados causando su caída. También el Rey Salomón probó sus tentaciones y cayó ante ellas cuando antaño miles de demonios no habían logrado causar mella en su voluntad.
Egipto, Persia, Escandinavia, India, América... en los escasos lugares las escasas veces que fue invocada, Lilith concedió miles de deseos a miles de humanos cuando éstos ni siquiera sabían con quién trataban, perdurando durante años, a veces incluso siglos antes de que algún grupo demasiado numeroso la encontrase y destapase antes de exorcizarla.
Dio lugar a múltiples leyendas y mitos: Set, Bhaal, Morrigan, Kali, Tezcatlipoca... ya fuese en el cuerpo de un hombre o el de una mujer, su leyenda se extendió con diversos nombres y rostros, siempre evocando a la muerte, la tentación, la dominación, la maldad... sin duda ser confundida con una divinidad siempre le ayudó a que los mortales le pidiesen múltiples deseos y favores.
Así, con el paso de los siglos, su nombre fue más temido que respetado, evadido incluso por los más insensatos... hasta que, como siempre, la codicia, el odio y la envidia de los mortales pudo más que la sensatez, como siempre.
Paciente, Lilith aguardó hasta que su nombre resonó en el Infierno de nuevo y su sonrisa insustancial se materializó de nuevo en el plano de los humanos...

Amelia Whittle nació en Inglaterra, pero con tan solo cinco años viajó a Francia junto a su familia por necesidad y la promesa de una vida mejor.
Manteniendo un apellido inglés creció en el ambiente parisino hasta que, con once años, su padre trabajador murió en una siderúrgica por uno de los habituales "accidentes" y su madre no tardó en desaparecer meses después cuando, agotada, volvía de trabajar por la noche a casa.
De forma rápida y contundente, Amelia se quedó sola en el mundo, una gran tragedia...
Tuvo que hacer cosas horribles para poder sobrevivir. Robó, mató, y finalmente terminó prostituyéndose en cuanto los hombres comenzaron a fijarse en su belleza, no tardando en terminar en un burdel.
Cuando cumplió diecinueve años, decidió que no permitiría que la vida la torturase más, así que recurrió a los cuentos y las leyendas en busca de una solución... una solución que una bruja encantada le vendió a cambio de su sangre, algo que la esclavizó a la propia bruja y que ésta no dudó en contarle entre crueles carcajadas. A pesar de ello, la criatura ciertamente tendría, como parte del trato, la oportunidad de convocar a un demonio.
Sabiéndose protegida contra los debiluchos del Infierno (los únicos que, desde luego, aquella chiquilla podría invocar) por múltiples pentagramas y hechizos, la bruja dejó marchar a Amelia, y esta siguió las instrucciones de la bruja al pie de la letra.
Cuando el momento llegó y miró los nombres escritos por la hechicera en una nota, sin embargo, el viento le arrebató la nota de entre las manos... y susurró otro nombre muy distinto. ¿Casualidad? Dudoso...
Lilith escapó de entre sus labios. Lilith apareció ante ella.
"¿Deseas poder? ¿Deseas riqueza? ¿Deseas vengarte y no tener que sufrir nunca más a manos de los humanos?" preguntó el ente infernal. "Sí" replicó ella. "En ese caso a partir de ahora dominarás a todo aquel que desees... todas las cadenas sobre ti se romperán, mediante este poder ganarás riqueza, poder, estatus... todo lo que desees. Y, cuando tu vida termine, tu alma será mía" una sonrisa fantasmal se formó en su rostro.
"Trato hecho".

Amelia Whittle vivió los siguientes años de su vida como nunca. Cierta bruja fue hallada muerta en su casucha por las autoridades, que más que espantarse dieron gracias a Dios. Una cadena de burdeles se puso especialmente de moda bajo la dirección de una empresaria desconocida y poderosa; la guerra y sus consecuencias ni siquiera la afectaron a ella o a sus negocios, que se extendieron a otros vicios además de los propios de la carne... a cosas más oscuras.
La oscura matrona fue cruel y terrible con sus allegados como otros lo habían sido con ella, el poder y la soberbia la corrompieron e hicieron que todos la odiasen y temiesen... hasta que otro susurro oscuro llegó a oídos de una muchachita asustada y vengativa.
"Mátala... haz que Amelia Whittle desaparezca para siempre".

"Como desees. Tu alma será mía a cambio".

Las palabras oscuras salieron de la misma noche.
"Gracias, Nemaides, querido".
"Siempre a vuestro servicio, mi señora".
Mientras, el alma de Amelia Whittle se fue desprendiendo de su cuerpo desplomado en la fría acera, saliendo por la abierta herida de daga de su espalda. Su color blanco pronto se tintó de negro y, con un grito, desapareció en la oscuridad.
Su cuerpo, sin embargo, pronto comenzó a retorcerse y sacudirse con fuerza... mientras humo negro penetraba por la abierta herida, su boca y sus ojos...
Para cuando la herida se hubo transformado en una cicatriz blanca apenas visible a través del rasgón en su vestido negro, alguien que sólo era Amelia Whittle de nombre se levantó de encima del charco de su propia sangre y examinó otra columna de humo negro cercana que parecía observarla.
"Hora de cobrar tu alma también, cariño" sonrió la mujer asesinada, agitando su mano enguantada como despidiendo al demonio menor.
"Mi noche apenas acaba de comenzar... y esta vez ni hechiceros, ni sacerdotes, ni exorcistas de pacotilla...

ME ARRANCARÁN DE ESTE LUGAR..."


Actualmente se sabe que Amelia Whittle es la rompedora esposa de un importante empresario parisino, y no se sabe, principalmente, que es la matrona de la línea de burdeles más famosos de París, además de una peligrosa traficante de armas, opio y otras cosas incluso peores... y bueno, desde luego tampoco nadie sabe que es... un demonio.

Habilidades

Como Demonio, tiene la habilidad de poseer a cualquier humano, esté vivo o muerto, de quedar su recipiente actual inservible, habilidad que queda cancelada cuando se realiza un exorcismo sobre ella.
Como Demonio del Dominio posee la capacidad otorgable a aquellos que piden deseos a su persona de "dominar", simple y llanamente; sus órdenes no pueden ser desoídas o desobedecidas, es inhumanamente imponente y persuasiva.
Como Demonio de Ojos Blancos posee capacidades físicas sobrehumanas, poder telequinético, piroquinesis, capacidad de leer mentes y la habilidad de congelar el tiempo cuando va a realizar un trato.

Cualquier herida abierta rociada con agua bendita le causa un dolor intenso.
Cualquier pentagrama bien hecho puede atraparla, aunque no impedir que se mueva y, por tanto, use sus poderes fuera del pentagrama.
Cualquier daño limitador para un mortal (cortar la cabeza, cortar los tendones de las extremidades, cortar las extremidades...) hace salir la verdadera forma de Lilith del recipiente, aunque sin el debido exorcismo sencillamente puede meterse en otro cuerpo cercano. Daños letales pero no lisiantes (atravesar el corazón, los pulmones, la garganta...) no detienen a Lilith, dado que puede controlar cuerpos muertos tan bien como vivos, sólo nublando el uso de un cuerpo dejándolo sin brazos y piernas o cortándole la cabeza o similar haría salir al demonio.
Sólo aquellos cuya pureza es REAL pueden resistir el Dominio de Lilith, lo que viene a señalar a niños y escasísimos adultos.
   
avatar

Personaje no jugador
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Datos importantes : Ficha~
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lilith

Mensaje por Evan Murdock el Dom 7 Sep - 23:13

Ficha Aceptada
¡BIENVENIDA!

"Mira que a veces el demonio nos engaña con la verdad, y nos trae la perdición envuelta en dones que parecen inocentes."
***
¡Puede proseguir con los registros!
avatar

Personaje no jugador
Mensajes : 676
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Datos importantes : FICHA // RELACIONES
BAÚL
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.