Asderel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Asderel

Mensaje por Asderel el Mar 7 Oct - 11:59


Ángel Caído  ❧ Salvar la pureza de las almas ❧ Proletariado
Asderel, 27 años, hombre

Personalidad

-Siempre ha sido una ángel introvertido, calmado y taciturno.
-Ayudar al prójimo es lo que le mantiene cuerdo.
-Jamás ha sonreído. Jamás se ha enamorado, ni si quiera sabe lo que es.
-Recuerda con pesar lo que una vez fue. Ahora siente que no tiene valor. Las heridas de su espalda –y lo que éstas simbolizan- no son visibles, pero aún le duelen.
-Edad real: desde el comienzo de los tiempos. La edad que aparenta su cuerpo en la tierra es de 27 años.
-Para proteger su verdadera identidad se hace llamar Liam O’Brian.
-Acostumbra a frecuentar tabernas, y recordar épocas mejores.
-Le gusta pensar que aún quedan personas buenas de corazón.
-Teme que un día el suelo que pisa se abra y las llamas del Infierno le devoren.
-Se siente cómodo rodeado de animales, en ellos no encuentra maldad.
Historia

Su nombre no os sonará, lo sé. No protagonizó sonadas hazañas, ni es conocido por su don de palabra, ni sus dotes con la espada. No, Asderel no fue un ángel que destacara especialmente en el Cielo. Era uno más, fue por eso que durante los años antes de su condena pasó desapercibido para sus hermanos y su Padre. Su carácter también propició ese progresivo desplazamiento del grupo. Pues bien, sus obligaciones como ángel eran sencillas: escuchar y atender las oraciones de los mortales, así como hacer las veces de ángel guardián. Asderel, en secreto, se sentía satisfecho y útil por poder proteger esas almas. Llevaba buena cuenta de las personas con las que se había topado en su larga existencia.
Él sentía que su vida cobraba sentido cuando descendía a la tierra, se quedaba totalmente fascinado con todas las maravillas que su Padre había creado para los mortales. Fue Asderel, en su inocencia, quien reveló los secretos que la Luna esconde al hombre. Su castigo fue inmediato. El desenlace tuvo lugar en el X milenio a. C., en el cambio de estación de verano a otoño. Los soldados del arcángel Miguel irrumpieron en el habitáculo del ángel, arrestándolo por orden de su general. –Debe haber algún tipo error…- pensó en voz alta el ángel.
Una voz resonó en sus oídos, haciéndole temer lo peor. -No, Asderel. El error lo has cometido tú.- Unos pasos dieron paso al rostro impasible Miguel, su armadura crujió en aquella estancia. -¿Por qué te muestras tan confuso? ¿A caso no sabes lo que hiciste? ¿O tal vez pensabas que no nos íbamos a dar cuenta?- desenrolló un pequeño rollo de papiro clavando sus feroces ojos en el prisionero. –Tenemos evidencias claras de que pasas más tiempo del debido entre los humanos ¿Qué ocurre? ¿No eres feliz en tu hogar que tienes que buscar la mínima escusa para descender?- arrojó el rollo a los pies de Asderel, riéndose sin poder dar crédito a semejante disparate. –Yo no tengo nada que…
-¡Cállate! ¡¿Te has fijado si quiera en las repercusiones que han tenido tus palabras?!- Asderel no sabía a qué se refería, estaba totalmente perdido. En ese momento el suelo de la habitación se resquebrajó como si se chamuscara, formando un círculo. –Fíjate, los mortales tomaron nota de ese comentario tuyo tan inoportuno. Ahora rigen sus cultivos, costumbres y culto por las fases de la Luna… ¿Qué será lo próximo, dime?- Asderel abrió los ojos aterrorizado por la proximidad de la mano del arcángel -¿Pero quién te has creído que eres? ¡No, no me lo digas! ¡Eres insignificante!- sus dedos se aferraron al cuello del ángel, ahogándolo. –Seguro que te embargaba el orgullo ¿eh? Las ganas de convertirte en un ser respetado, único entre los mortales… ¿quizá ser idolatrado? Dios Santo, lo veo en tus ojos.- Asderel aulló de dolor al verse reflejado en las feroces pupilas de Miguel. El arcángel tenía razón: un ángel no puede revelar nada sin autorización de un superior. –Tu tiempo con nosotros terminó, ahora te toca vivir en carne y hueso ese mundo que en tu fuero más interno anhelas. En tus manos está ser perdonado, más hoy por hoy no soporto tu presencia.- Liberó su agarre, empujándole al agujero que le abrazó desgarrándole por completo.
Se sintió morir en la vertiginosa caída. Notó que su cuerpo cambiaba, que su visión cambiaba. Sintió un dolor indecible. Observó con los ojos anegados en lágrimas como su plumaje quedaba reducido a cenizas. Y no pudo más que clamar al Cielo para que el impacto fuera ‘piadoso’ con él. Perdió la consciencia durante días, las heridas más profundas aún no han cicatrizado.
***
Le costó acostumbrarse a su nuevo cuerpo, a los hábitos que éste le pedía. Durante largo tiempo echó de menos sus antiguas habilidades, pero se asombró de las nuevas. Se sintió miserable durante siglos. Y durante años intentó realizar buenas acciones para volver entre los suyos, pero no sirvió de nada. Sus súplicas no eran escuchadas. Sintió miedo, sintió una inmensa soledad.
Sus esperanzas, en 1873, se han visto reducidas casi a la nada. Ahora ni si quiera cree que merezca ese perdón. Además, actualmente sufre viendo en lo que se ha convertido el ser humano. El mundo que tanto adoraba parece que ya no existe.
La existencia de Asderel corre serio peligro y él ni si quiera lo sabe.
Habilidades


  • Posibilidad de hacer tratos y conceder deseos a cambio de algo: una opción que suelen elegir los caídos más débiles, aquellos que han sucumbido a la tentación de conceder deseos, o que directamente han decidido obrar en contra de la humanidad  para convertirse en demonios en el futuro. Muchos de ellos recolectan almas para asegurarse un buen puesto en el infierno.
  • Telequinesis: capacidad de mover objetos con la mente.
  • Piroquinesis: manipulación de la temperatura corporal, disminuyéndola o aumentándola a voluntad. La piroquinesis o termoquinesis permite aumentar la temperatura de algún objeto para ponerlo al rojo vivo o incendiarlo.
  • Electroquinesis: manipulación de la electricidad, capacidad para crear rayos y tormentas eléctricas.
  • Terraquinesis avanzada: manipulación de tierra, rocas, etc.
  • Sonoquinesis o ecoquinesis: manipulación del sonido, para aumentarlo o disminuirlo. Permite crear sonidos de la nada, y crear efectos de onda de choque.

avatar

Personaje no jugador
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 06/10/2014
Datos importantes : [Ficha] , [Relaciones] . [Cronología].
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asderel

Mensaje por Josephine Boucher el Mar 7 Oct - 14:28

Ficha Aceptada
¡BIENVENIDO!

Dicen que lo último que se pierde es la fe, después de todo hay que aferrarse a algo, ¿no? Recuerda que todas nuestras buenas acciones se nos multiplican, quizá no en la forma que nosotros esperamos...
***
¡Puedes proseguir con los registros!
avatar

Personaje no jugador
Mensajes : 541
Fecha de inscripción : 03/10/2012
Datos importantes : [FICHA]
[RELACIONES] [DIARIO]
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.