Helene Black.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Helene Black.

Mensaje  Helene Black el 21.10.14 6:30



❧ Mortal ❧Investigadora de Talamasca❧  burguesía
Helene Black, 25 años, Argentina


Historia


Nacida un lejano 22 de Diciembre, bajo la enorme vigilia del radiante Sol de Argentina. Un entorno bastante rico; casi de ensueño, perfecto y digno para formar una buena familia e iniciar un prospero negocio. Sus padres:  Ethan Black y Emilia Guerrero. Ambos, descendientes de buenas familias tanto inglesa y española, esperaban con demasiadas ansias la llegada de un heredero y aquel que marcara la sucesión del linaje Black o del Señor Oscuro del Europa, así le decían afectuosamente los gauchos de su hacienda y compañeros de mateadas. El parto se vio complicado, al ser natural y no por vía cesárea, transcurrió a un ritmo mucho más lentizado casi al punto de ser muy meticuloso. Ya que, el medico, se tuvo que debatir entre sus propios idealismos académicos y su fe religiosa frente al delicado estado de la joven madre. La casa no estaba para festejos y su gente se estaba por vestir pronto de luto. En tanto, en otra parte de la enorme hacienda, Ethan trataba de esfumar a la tristeza y distraerse con las luces de unas luciérnagas que se asomaron a una de las ventanas de su hogar. ¿Cómo debería actuar un hombre bajo aquellas circunstancias? Él no sabia cómo hacerlo.    

—La señora Emilia esta muy mal, Don Oscuro. ¿Qué le digo a los demás compadres? Mucho le piden al gaucho gil o a la señora del Lujan.—Hablo uno de sus gauchos de más confianza, Andrés, el matasiete.—Eso si, la nena tiene bueno pulmones y es bien linda.    

—Le compraré el mejor potro de todo Buenos Aires, cuándo sea mayor. Un moro, un tordillo... ¿Cuál le gustara a Raúl...?  

—¿Raúl? Pero compadre... No tiene bolas.—Corrijió muy extrañado y procurando tener un mínimo tacto, Andrés. Pero, Don Oscuro no parecía escucharlo y únicamente charlaba con la nada. Nadie quería llevarle la contra. Por lo que, así fue como vino a parar al mundo  Raulcito y no Helene.                                                
Su infancia transcurrió casi de forma efímera, entre las continuas ausencias de su padre y su misma indiferencia. Helene supo conformarse con lo poco, ya sea desde unos buenos momentos como también de los malos. De cada uno fue adoptando ciertos detalles y de los cuales le permitieron desarrollar su propia maduración. Sin embargo, la vivencia dentro la vieja hacienda de sus ancestros fue sumamente tranquila. Gracias a que, no padeció de las alteraciones que sufrían los lugareños de las enormes y bulliciosas ciudades. Durante esos años, ella descubrió uno de sus tantos pasatiempos favoritos: cabalgar y leer. El primero; de la buena influencia de Matasiete (su padrino), ya que con ello, pretendió ayudarle ha superar su fobia. En tanto, que lo otro fue gracias a la humilde biblioteca del viejo Guerrero.

Aún cuando fueran jeroglíficos para ella, se esforzaba por intentar descifrar cada uno de sus misterios y muchas veces, movida por la curiosidad, le preguntaba a Nora sobre ellas. Aunque la vieja zamba tampoco podía comprenderlas a ciencia cierta y por lo tanto, la pequeña se chocaba con la fea idea de acudir a su padre. ¿Qué clase de relación había entre ellos dos? Ethan quería muchísimo a su hijo, a pesar de no demostrarlo, esperaba a que esté también lo aceptara con el tiempo. Pero, con cada una de sus decisiones el viejo Black se iba al mismísimo carajo y a que él se cegara mucho más. Muchos, ya, hasta pensaban en la posibilidad de que hubiese perdido un tornillo y tenían que vivir constantemente temiendo a que el ingles se quitara la vida.

Al cumplir sus doce años, fue alejada del campo para alistarse en una academia privada de enseñanza masculina. Debido a que pudo pasar sin problemas los exámenes, con ayuda de un tutor, u obtuvo una codiciada beca, la cual le proporcionaría un salvaguardaje hasta que finalizara su carrera. Pero, como vino se la devolvieron y todo porque se dieron cuenta de que no se trataba de un simple niño. Por ende, el idealismo conservador y machista no tomaba muy bien ése tipo de cargadas, hablando en puro criollo.

— Nosotros pensábamos en que era medio amanerado y se la comía ya de chiquito.—Fueron las claritas palabras del director, Eustaquio Rivas.—¡No que era una mina! Prepárela para ser una buena esposa, costurera o una puta. ¡Déjese de hinchar las bolas!.— Obviamente, el tema quedó zanjado y Helene terminó haciendo su educación en casa.  

Mientras que, durante la etapa de su adolescencia, apasionadamente, disfrutó de cada uno de los manjares que se le avistaban a diario: desde saciar su sabiduría y los regocijos del pecado capital de la infame cópula. ¿Cómo evitaba las tentaciones carnales? Era casi como una droga: te implora de que la pruebes,  una u otra vez. Bueno, Helene abrazó su pasión con fervor, aceptándola y permitiéndola fluir cuán agua de rio. Claramente, aquel mundo, solamente lo visitaba sin que su padre lo supiera e inclusive, ella se tomaba con otra clases de filosofías, cada uno de sus intentos a que debutara con alguna mujer del arrabal. Pobre viejo... 

A los veintidós años, después de unos cuantos intentos y desacuerdos familiares. Pudo revelarse, en contra del naciente yugo de su actual vida y posteriormente de estar perseguido con antelación cada una de las pistas del famoso Lobisón del plata y según los rumores apuntalaban como un posible sospechoso a Lisandro Gaitán, el séptimo hijo del matrimonio banquero y uno de los tantos ahijados del gobernador de Buenos Aires, Bartolomé Mitre. Por ese entonces también conoció a un efusivo pirata apellidado Fernández y gracias a  este pudo cerrar su caso de forma inesperado. Una noche. Una bala y una puteada a lo grande. ¿Qué loco, no?

Hoy por hoy, abandono completamente su patria y sólo por asuntos de negocios suele pisar territorio argentino, sino prefiere quedarse estudiando los expedientes que le llegan a sus manos,  en su biblioteca personalizada dentro de los limites parisinos. Aunque, casi la mayoría de las veces, por culpa de su trabajo se encuentra por muchas temporadas fuera....

Extras.

Esgrima: Su entrenamiento comenzó a sus cinco años, la edad justa en la que se permite entrenar según las reglas implantadas por este deporte de vida. Su instructor fue Andre Glandier. Éste le enseño todo lo "básico" como por ejemplo, bloqueo, posiciones, etc. Más que nada, para que pudiera seguir perfeccionándose en la medida que fuese creciendo.

Adiestramiento: Esto significa que posee la capacidad de entrenar tanto animales pequeños como grandes. Bajo tres fundamentales disciplinas: obediencia, defensa y caza. Aunque, más que todo el objetivo de ésta habilidad consiste en buscar “crear” un vinculo especial entre  adiestrador/animal. Tomando de paso a su favor, aquellas características de “éste” mismo para buenos beneficios. Ésta fue adquiriendo aquellos conocimientos previos durante las temporadas de vacaciones, a lo largo de su formación académica.

Supervivencia: Tiene los conocimientos necesarios para sobrevivir dentro de un medio salvaje. Ya sea por ejemplo, saber... cómo diferenciar frutas venenosas de las que no son. Mucho de estos se lo atribuye a los gauchos de su hacienda y a algunos libros que trataban sobre el tema.

> El grifo, a parte de ser reconocido como una de las tantas mascotas del Olimpo. Es tomado como un símbolo de: fuerza, inteligencia y poder. Características que le cautivaron a Helene en sus años de estudios y por ende, tales fueron signos de motivación a que se lo tatuara sobre piel.
> Le da arcadas el olor a polvora.
> Es zurda, escribe en forma dibujada las letras.
> Posee un semental de tonos grisáceos oscuros perteneciente a la raza Lusitano, llamado: Apolo.  Sus orígenes recaen de la antigua Roma y parte de la cultura celta.
> Sabe manejarse en las lenguas muertas.
> Su espada se llama Atenea, en honor a la diosa griega.
> Experimenta cierta paz con la llegada de cada estación.
> Se comsidera una mujer de pensamiento independiente y liberal.
> Sufre de dolores articulares, cuando hay mucha humedad o se acerca una eminente tormenta.
> Es capaz de leerse tres libros a la vez.
> El caso Gaitán fue su perfecto pase de entrada dentro del Talamasca y gracias, a también a la recomendación de uno de sus grandes mentores.
> Sigue conservando la bala con la que mató a Lisandro Gaitán y como un buen recordatorio para no cometer dos veces la misma burrada.
> Su signo zodiacal es Capriconio.
> Le incomoda usar ropa femenina.
> Metió a su padre a un loquero antes de irse de Argentina.
> Sabe bailar muy bien Tango u otros bailes de su país.
 




Última edición por Helene Black el 23.10.14 5:13, editado 6 veces
avatar
Personaje no jugador

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 20/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Helene Black.

Mensaje  Josephine Boucher el 21.10.14 15:23

Administración
***

Postea una vez que finalices la ficha (:


avatar
Personaje no jugador

Mensajes : 452
Fecha de inscripción : 03/10/2012
Datos importantes : [FICHA]
[RELACIONES] [DIARIO]

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Helene Black.

Mensaje  Helene Black el 23.10.14 4:53


Terminado y disculpa la tardanza.

avatar
Personaje no jugador

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 20/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Administración
¡Bienvenida!

Una jovencita con ideales como a mi me gusta :) ¡Espadachín! ¡Con gusto por lo clásico! ¡Y amante de la lectura! ¿Qué más se puede pedir? Si no encuentras con quien rolear yo me ofrezco xD
***
Puede proseguir con los registros
TDV

Rango de prueba
avatar
Rango de prueba

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 06/05/2011
Datos importantes : [FICHA] [RELACIONES] [MI CUADERNO] [MI BAÚL]

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Helene Black.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Helene Black.



Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.